¿Cuántas caras tiene el amor?

Estamos por iniciar el mes del Amor y como somos unas románticas empedernidas, decidimos que es el mejor pretexto para dar continuidad al tema que iniciamos hace unos días sobre lo que “el amor es”. Ahora queremos tratar de resolver una sencilla pregunta ¿y cuántas caras tiene el amor?, porque puede manifestarse de tantas y tan diferentes maneras que muchas veces nos confunde en sus redes.  

¿Qué es el amor? 

Empezaremos por revisar cuál es la definición que se encuentra en el diccionario de la Real Academia Española, en él, aparecen diversas acepciones, todas con más o menos el mismo significado, y de entre ellas te queremos compartir la que consideramos más adecuada, esta dice: “Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo”.  

Sin embargo, nos parece que la anterior, es una descripción que se queda demasiado “corta”, digamos muy superficial, que no alcanza a transmitir todo lo que sentimos o al menos pensamos que es el amor. 

Así que, ¿por qué no vamos más a fondo?, analizando algunos escenarios que nos permitan extraer un sentido más completo y profundo de este maravilloso sentimiento y para entender cuántas caras tiene el amor? 

Para esto, por un lado realizamos una pequeña investigación a través de lo que opinan algunos autores y encontramos opiniones muy interesante. 

El amor según algunos autores.  

William Shakespeare 

El amor no mira con los ojos, sino con la mente”. 

Antoine de Saint-Exupéry  

El amor no consiste en mirarse el uno al otro, sino en mirar hacia afuera en la misma dirección. 

Honoré de Balzac 

Mientras más uno juzguemenos uno ama.”  

Sam Keen 

Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta.”  

David Hawkins 

El amor es una forma de ser. Es la energía que se irradia cuando se entregan los bloqueos que impiden su expresión. Emás que una emoción o un pensamiento, es un estado de ser. El amor es protectorcolaborador, edificante, holístico y grácil. Se caracteriza por la calidez, la gratitudel apreciola humildad, la compleción, la visión, la pureza de intención y la dulzura». 

Walter Riso 

Amar es buscar el bien del otro y disfrutarloque su dolor nos duela y su alegría nos alegre, y con el  amor propio ocurre algo similar: si no te perdonas, si te fastidia estar contigo mismo, si no te soportas y te menosprecias, ¡pues no te amas! 

Lope de Vega 

«La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación». 

Jo Nesbo 

«Solo hay algo más vacío que haber vivido sin amor y es haber vivido sin dolor».  

 

Vemos que, para cada autor, el amor puede ser tanto algo dulce, bello y puro; como una fuente de dolor, tristeza y desesperación. 

No cabe duda que cada quien habla de cómo le fue en la feria. 

El amor según las personas. 

Por otro lado, hicimos un sondeo con gran parte de nuestras amistades y conocidos y aquí te compartimos algunos comentarios que nos dieron y de los que obtuvimos algunas ideas interesantes para ayudarnos a entender mejor ¿cuántas caras tiene el amor?:  

  • Amo a mis padres porque me dieron la vida y han sido muy buenos conmigo, en serio estoy agradecida de sus cuidados, compañía y soporte a lo largo de mi vida… entonces, ¿el amor es agradecimiento? 
  • Amo a mis hermanos porque crecimos juntos, siempre nos apoyamos en todo y contamos unos con otros… entonces, ¿el amor es solidaridad? 
  • Amo a mi pareja porque me gusta, me trata bien, me apoya y es el padre de mis hijos… entonces, ¿el amor es belleza, apoyo, compañía, es compartir y recibir? 
  • Amo a mis hijos más que a nada, porque yo los traje al mundo, son mi sangre, estoy muy orgullosa y haría lo que fuera por ellos, … entonces, ¿el amor es orgullo? 
  • Amo a mis amigos porque nos entendemos y siempre estamos ahí cuando nos necesitamos, compartimos nuestras alegrías y nuestras tristezas… entonces, ¿el amor es lealtad? 
  • Amo a mi mascota porque alegra mis días, es desinteresada y aunque me enoje con ella me sigue queriendo igual… entonces, ¿el amor es fidelidad?  

 

Bueno, seguro hay muchas otras frases y formas de amor, pero hasta aquí, podemos extraer algunos significados interesantes. 

Amor es… 

  • Agradecimiento. 
  • Solidaridad. 
  • Apoyo. 
  • Compañía. 
  • Dar y recibir. 
  • Orgullo. 
  • Lealtad. 
  • Fidelidad. 

 

Afortunadamente la mayoría de estos sinónimos son asociados a emociones o sentimientos positivos, sin embargo, también nos dimos cuenta que ocupamos la palabra amor para ocultar otras muchas emociones que no nos atrevemos a llamar por su verdadero nombre, como: 

  • Sacrificio. 
  • Ego. 
  • Baja estima. 
  • Manipulación. 
  • Victimismo. 
  • Chantaje. 
  • Culpa. 
  • Dominio. 
  • Control. 
  • Dolor. 
  • Tristeza. 

 

Lo más grave es que, incluso en algunas relaciones justificamos otras tantas emociones y acciones en “nombre del amor”, por ejemplo: 

  • Celos. 
  • Enojo. 
  • Abuso emocional. 
  • Agresiones físicas. 
  • Humillación. 
  • Intimidación. 
  • Malos tratos. 
  • Críticas y burlas. 
  • Amenazas. 

¿Cuántas caras tiene el amor?

¿Es posible que una palabra y un sentimiento pueda tener tantas caras?  

Sí y No, lo cierto es que el amor es uno solo, pero social y culturalmente aprendimos a justificar que puede tener muchas formas distintas de ser expresado, aunque esto implique sufrimiento en lugar de gozo y alegría. 

Por ejemplo, que el amor es sacrificio y sobre todo el de una madre o una esposa abnegada.  

Que por amor debemos permitir abusos o maltratos, incluso violencia. A asociar este sentimiento con la dependencia y ser permisibles porque no nos sentimos capaces de salir adelante con nuestros propios recursos.  

A mantener una relación de «felices para siempre” aun cuando en el fondo no seamos nada felices. A chantajear y manipular, ser víctimas o victimarios también en nombre del amor. A aceptar el machismo (aunque no reconozcamos los hechos con esta palabra) y todas las actitudes que este concepto lleva… 

Son todos estos paradigmas los que muchos aprendimos y seguimos transmitiendo a nuestras hijas, hijos sobrinas, sobrinos, etc., ya que “educamos” con acciones no solo con palabras, y parece normal aún hoy en día, ver a mujeres quejándose de su situación de vida, pero “enseñándoles” que está bien aguantar diversos niveles de maltrato (no solo violencia física) por el qué dirán, por comodidad, por costumbre o incluso creyendo que es “por amor”.  

Parece increíble pero aún en la actualidad para muchas personas, sigue prevaleciendo el antiguo dicho de nuestras abuelas: «lo aguanto porque ‘es la cruz que me tocó’” …   

Conocemos tantos casos que comprueban esto, que no podemos dejar de ver que estas formas de relación no tienen nada que ver con el amor, que son solamente un pretexto para ocultar una baja autoestima o una educación que nos lleva a vivir en sufrimiento, abusos, depresiones, enfermedades y violencia normalizada en nuestra vida. 

La historia de María 

Uno de estos casos, es el vivido por María, una amiga que creció en una familia disfuncional de la que aprendió un modelo agresivo de relación, donde se permite todo en nombre del “amor”.  

Hoy a sus 40 años es una ejecutiva exitosa, autosuficiente, con una carrera profesional ascendente y una familia de dos hijas y un hijo casi adolescentes. María vive, desde hace 15 años, maltrato emocional de su pareja, que justifica permanentemente culpándose a sí misma por la agresión pasiva de su esposo hacia ella. 

A quienes la conocemos nos parece difícil entender que permita tantos abusos, pues aun cuando verbaliza su deseo de que sus hijas tengan relaciones sanas y de respeto, con sus acciones les está enseñando los mismos patrones de abuso.  

Tratando de entender un poco su conducta, nos damos cuenta que su autoestima no está relacionada con su capacidad laboral, su nivel económico o su IQ, sino que se debe a una baja estima emocional y a un entorno familiar donde aprendió que una mujer debe ser una buena esposa y mejor madre, aunque para ello deba ser víctima de una relación violenta. 

Como el caso de María, hay muchas personas (hombres y mujeres) que sobreviven meses, años o incluso toda la vida sin ser felices o plenas consigo mismas al perderse en una relación que las daña a ellas, a su familia y a todas aquellas personas que las quieren. 

Ya que a pesar de tener una red de soporte que puede y desea ayudarlas, muchas de estas mujeres, deciden continuar en esta misma situación por miedo e inseguridad y prefieren alejarse de quienes verdaderamente las quieren y pueden protegerlas. 

Después de ver situaciones como ésta, nos revelamos a justificar que en nombre del amor ninguna persona deba perderse a sí misma.  

No, estamos convencidas que entre todas sus facetas, en el amor solo deben prevalecer aquellas que te hagan sentir bien, feliz y plena.  

Y que, dentro de todas sus caras, la principal debe ser el amor a ti misma, es decir, que debe iniciar y partir de amarte, valórate y respetarte a ti misma primero que a nadie, recuerda que no puedes dar lo que no tienes, y si el amor hacia ti no es real y verdadero, no puedes amar sanamente a nadie más.  

El amor debe ser una de las caras más hermosas y fascinantes con la que veas al mundo. El mundo se transforma en un lugar mejor cuando lo vemos a través de los ojos del verdadero amor 

En conclusión, estamos totalmente convencidas que la única cara del amor, no importa a quien lo dirijas, ya que solo cambiara de intensidad y de intención, es como lo definen dos de los autores contemporáneos más expertos en el tema que mencionamos previamente, David Hawkins y Walter Riso. 

“Es más que una emoción o un pensamiento, es un estado de ser. El amor es protectorcolaborador, edificante, holístico y grácil. Se caracteriza por la calidez, la gratitudel apreciola humildad, la compleción, la visión, la pureza de intención y la dulzura”. 

“Amar es buscar el bien del otro y disfrutarlo, que su dolor nos duela y su alegría nos alegre, y con el amor propio ocurre algo similar: si no te perdonas, si te fastidia estar contigo mismo, si no te soportas y te menosprecias, ¡pues no te amas!” … y no puedes amar verdaderamente a los demás.  

Si te gustó déjanos tu like, si crees que puede servirle a alguien más comparte y déjanos tus comentarios que nos ayudan a mejorar. 

Artículos relacionados:

Amor es…

Qué estarías dispuesto a hacer por amor?

5/5
Ale Lozada

Ale Lozada

Deja un Comentario

Sobre mí

ConscienteMente es un sitio dedicado a la mejora personal a través del conocimiento de uno mismo, con enfoque en el desarrollo humano, la psicología positiva, inteligencia emocional y las prácticas de PNL, entre otras.

Post recientes

Síguenos

Suscríbase a nuestro Newsletter